SALMOREJO CON HELADO DE MASCARPONE Y QUESO IDIAZABAL

#Sopas y cremas 04 julio 2016

Hoy os traigo una receta de 10!! Original, fácil y espectacular!! Un simple salmorejo se puede convertir en un plato de fiesta y digno de invitadosde lujo si lo emplatamos con gusto.Se trata de un salmorejo que siempre  podemos hacer el dia antes, perfecto cuando los invitados son multitud, y un helado de queso Idiazábal( que podemos tener en el congelador con mucho tiempo de antelación) . El queso Idiazábal es un pelín fuerte, pero mezclado con el mascarpone y el yogur, el resultado es un queso muy suave.El resultado final hace que se potencien los sabores y que el frescor del helado refresque aún más el salmorejo, lo que se agradace en los dias calurosos de verano !!!! Se puede adornar con virutas de jamón ibérico.BUEN PROVECHO!!!SALMOREJO CON HELADO DE MASCARPONE Y QUESO IDIAZABAL SALMOREJO CON HELADO DE MASCARPONE Y QUESO IDIAZABALSALMOREJO CON HELADO DE MASCARPONE Y QUESO IDIAZÁBAL Ingredientes:100 g de queso Idiazábal100 g de azúcar250 g de Mascarpone250 g de Yogurt½ diente de ajo1 kg de tomates madurosSal200 g de miga de pan30 g de vinagre150 g de aceite de oliva virgen extra Preparación:

  1. Ponemos en el vaso el queso Idiazábal y rallamos 10seg/ vel 10.
  2. Añadimos el azúcar, el mascarpone, el yogurt y mezclamos 40 seg/vel 5 y lo ponemos en el congelador en un recipiente tapado.
  3. En el vaso limpio, ponemos el ajo, los tomates, la sal y programamos 30 seg/ vel 5.
  4. Añadimos el pan y el vinagre y trituramos 2 min/ vel 5-10.
  5. Sin abrir la tapa programamos Vel- 5 y con el cubilete puesto, vertemos el aceite sobre la tapa para que emulsione.
  6. Volcamos en un recipiente y reservamos en la nevera.
  7. Una vez tengamos el helado congelado lo cortaremos en trozos y lo batiremos 20 seg/vel 6, hasta que quede cremoso. Lo guardamos en el congelador hasta el momento de servir.
  8. MONTAJE: Ponemos en unos cuencos pequeños un poco de salmorejo, hacemos una bola de helado con dos cucharas y colocamos encima del salmorejo, espolvoreando con virutas de jamón ibérico y regando con unas gotas de aceite y servir.